jueves, 13 de diciembre de 2007

Conservación de aves rapaces en Nahuelbuta.

Los antiguos bosques que cubrían gran parte de la Cordillera de Nahuelbuta hace sólo algunas décadas en conjunto con algunas áreas despejadas o semidespejadas de los alrededores, brindaban a las aves de presa un ambiente ideal para que sus poblaciones se mantuvieran en excelente estado.
Con la llegada masiva de los efectos antrópicos sobre nuestra cordillera, principalmente en el área silvícola se cambió totalmente el panorama.
La sustitución de los antiguos bosques nativos por plantaciones de especies exóticas como el pino y el eucalipto, tuvo efectos catastróficos en la biodiversidad de la región.
Fueron exterminadas innumerables especies vegetales (que son las que más aportan a la biodiversidad y riqueza de un sistema) con lo que muchas especies que tuvieron la posibilidad de escapar no encontraron los espacios o hábitat adecuados para subsistir, perdieron su nicho. Esto casi con seguridad produjo la extinción de varias especies de insectos, anfibios y otros seres que quizá nunca fueron descubiertos por la ciencia.
En la actualidad encontramos la mayor concentración de bosques nativos hacia el Parque Nacional Nahuelbuta. Sin embargo la superficie de este parque representa sólo un porcentaje mínimo del total de la superficie nativa existente en Nahuelbuta, es decir, muy poco del bosque nativo que queda(incluyendo su fauna) están protegidos.
Por esta razón se están haciendo esfuerzos por parte de diferentes entidades locales y extranjeras para la preservación de la mayor cantidad posible de nuestras áreas silvestres restantes, incluyendo los remanentes.

El fraccionamiento que ha sufrido el bosque de Nahuelbuta, no sólo tiene efectos evidentes y fáciles de entender.
Algunas especies tienen requerimientos de hábitat que aún no han sido estudiados por los científicos. Sin embargo conocemos suficiente sobre algunas especies indicadoras, es decir, especies que nos muestran con su presencia y abundancia la calidad del ecosistema en un lugar determinado.
Es el caso de algunas especies de depredadores tope, como las aves rapaces.
Sabemos, por ejemplo, que el Concón (Strix rufipes), una especie de búho de bosque, requiere de bosques con niveles de cobertura y estructura complejos, es decir, los diferentes estratos deben ser muy variados y con abundantes presas. Las presas que consume el Concón son principalmente arborícolas, como el Monito del monte, la rata arbórea, murciélagos, etc..
Para anidar el Concón necesita troncos de árboles viejos con agujeros o cavidades adecuadas, o bien tocones encañonados de cierto diámetro.
Todas estas características se encuentran en bosques nativos que superan los 100 años. Los concones que viven en bosques mas jóvenes necesitan el doble o hasta el triple de espacio para sobrevivir (mayor tamaño de territorio=menor densidad poblacional).
Debido a que el Concón es un búho especialista de bosque, está tan adaptado a él que sus costumbres y biología no le permiten colonizar nuevas áreas, ni aunque en el mejor de los casos así fuera, se encontraría con nuevos competidores, más adaptados a dichos ambientes.
El concón no tiene un gran ámbito de dispersión en hábitat desfavorables, como otras rapaces. Sólo puede volar una cierta cantidad de metros hacia otro árbol, impidiendo así su paso por un área mas o menos grande de campo abierto.
Existen áreas que pueden sostener a una determinada población de concones adultos reproductores, pero que debido a su aislamiento no permiten que incremente las población, ya que los jóvenes al abandonar el territorio no tienen donde ir. Esto a la larga trae problemas serios a nivel de población, como por ejemplo la degradación genética, es decir, al impedirse el incremento de la población la variabilidad genética también se pierde, siendo ésta la llave para enfrentar los cambios en el medioambiente. Por ejemplo si un virus o plaga afectara a una determinada población de concones, sólo los individuos con una determinada configuración genética podrían sobrevivir, serían los mas aptos y saldrían ilesos de la selección natural. Pero si esa población no tiene la gama de genes necesaria para hacer frente a dicho cambio en el ambiente, lo mas probable es que la población quede extinta.

4 comentarios:

abigail esther dijo...

muy buen aarticulo, la verdad es que no creo ser una conocedora de las fatales consecuencias que trae la destruccion del bosque nativo pero de lo poco que se ; es evidenye que no solo el concon sufre estas malas consecuencias sino que varias especies muy ricas mas temprano que tarde no estaran...

abigail esther dijo...

no vale la pena que te lo diga a ti

Diseño dijo...

hola tomas!
(soy la dafne)
que lugar espectacular
es parte del bosque remanente de nahuelbuta?
qué porcentaje del bosque original queda aun?

...recogiste el cacharro que encontraste? (el hallazgo arqueologico). te pregunto porque mi hermana Julieta esta estudiando restauracion, especialmente de cerámica, y podria revelar el origen y material de que esta hecho, ademas de limpiarlo de organismos degradadores y recomendar condiciones de conservacion, si vale la pena hacerlo.... que opinas?

ruth dijo...

EXCELENTE TEXTO SOBRE BOSQUE NATIVO